Martha Vargas

armonia

Armonía

Armonía…Un Principio de la Naturaleza desde la visión de PSYCH-K®

para apoyar y nutrir la evolución humana


A través de nuestra existencia humana experimentamos una cadena de sucesos con una gran variedad de matices; en ocasiones tenemos motivos para celebrar y en otras ocasiones, se nos presentan situaciones que son claramente imperfectas, confrontadoras, dolorosas o frustrantes (¡o todas las anteriores!). La familia y la cultura nos ha condicionado para poner nuestra atención en aquellos momentos que son complejos, difíciles, retadores y a mirarlos con ojos de víctima, de culpa y de drama; con ojos de “¿por qué siempre me pasan estas cosas a mi?”. ¿Te suena familiar?

Esta perfecta imperfección es muy evidente en la Madre Naturaleza y por eso la Armonía es uno de sus principios, de sus instrucciones originales con las que quiere educar a la raza humana para la continuidad de la espiral ascendente de la evolución. Por ejemplo, el fuego en el bosque abre la posibilidad de un renacer, la inundación de un rio hace que la tierra a su alrededor se renueve y se haga más fértil, un huracán genera el crecimiento de nuevos arboles y plantas, y un terremoto reacomoda el entorno y nos mueve a salir de las zonas de confort.

Hoy, en honor a un ser muy especial, les comparto una experiencia reciente que la cultura catalogaría como imperfecta y dramática. Nuestro amigo Sebastián, a sus 29 años, tuvo una situación inesperada y murió de forma instantánea hace unos días. Sin duda, la muerte de alguien que amamos nos conmueve, nos cuestiona y nos confronta; en mi proceso de asimilar la imperfección de esta experiencia, me hice consciente de todos los eventos “aparentemente” desconectados o caóticos que trajeron a Sebastián a mi vida. Su mamá y su tía estudiaron conmigo en el colegio, pero en esa época no fuimos muy cercanas, así que dejé de verlas por muchos años (aparente desconexión en el momento). Pasó el tiempo, me casé y me divorcié (aparente caos); después de unos años, mi exesposo, encontró el amor en una nueva pareja quien ya tenía dos hijos – Sebastián y Martin. Juan Pablo, mi hijo de ese matrimonio, encontró en estos chicos a unos hermanos que aportaron en su formación, aportándole ideas novedosas, creativas y alternativas sobre como hacer la vida (aparente desconexión). La nueva pareja de mi ex y madre de los nuevos hermanos de mi hijo resulta ser Claudia, mi antigua compañera de colegio. Pasan los años, y en el grado de universidad de mi hijo, Sebastián, acompaña a su hermano Juan Pablo en este momento tan significativo. Durante esos días, Sebastián y yo conversamos sobre su empresa – Haydia – y sobre lo que ellos podían hacer por mí en la intención de mejorar la visibilidad del proceso que enseño – PSYCH-K® – Y es así como llegué a ser cliente de Sebastián y de sus socios.

Como parte de ese proceso, estos chicos se convirtieron además en Facilitadores de PSYCH-K® y en unos amigos bonitos, con quienes, en estos 3 años, hemos aprendido cómo comunicar mejor lo que PSYCH-K® puede hacer para que las personas recuperen la armonía en sus vidas. La transición de nuestro amado Sebas, de regreso a la Fuente, con tan solo 29 años en este planeta, podría considerarse un evento trágico y dramático; sin embargo, en medio de la tristeza natural que trae la perdida humana, he presenciado un grupo de familiares y amigos – muchos sin conocerse previamente (aparente desconexión) que se han unido para celebrar la vida excepcional y llena de propósito de este maravilloso ser humano. Me siento bendecida, gracias a toda esta perfecta imperfección, de ser partícipe de tantas expresiones de amor y de gratitud, que además han llevado a una toma de consciencia bonita, para continuar la misión de Sebastián, que actuó de manera auténtica deliberada, consciente y constante, en la búsqueda de promover una cultura ciudadana donde todo ser humano tiene derecho de existir por igual.

Como ves, ésta es tan solo una de esas miles de historias que todos tenemos, en las que la vida teje una serie de eventos perfectamente imperfectos, que podrían nunca haber sucedido; un tejido perfecto de esto que llamamos vida. Y esa perfecta imperfección, es lo que yo hoy llamo Armonía. Cuando vemos el caos, como un puente a la armonía, recuperamos la energía que usamos en ser la víctima, para empoderarnos y movernos al siguiente nivel de forma responsable.

En este inicio del 2020, te invito a hacer una lista de esos eventos aparentemente caóticos de tu vida y a preguntarte:

  • ¿Cómo cambiaría tu percepción si pudieras ver la perfecta imperfección en esos momentos de tu vida?
  • ¿Qué pasaría si pudieras aceptar y comprender que la aparente desarmonía que causa un evento en tu vida es perfectamente imperfecta y es un puente al siguiente nivel de armonía y de consciencia?
  • ¿Qué regalos, que bendiciones, que transformaciones han ocurrido en tu vida en esos eventos aparentemente fuera de armonía?

Y, si quieres encontrar una manera fácil y divertida para comenzar a ver tu vida con ojos de “cada evento caótico que he vivido es una puente hacia la armonía”, te invitamos a descubrir cómo lograrlo con PSYCH-K® – Es cuestión de cambiar los programas y condicionamientos familiares y culturales, que todos tenemos a nivel de la mente subconsciente; condicionamientos o creencias que nos hacen vivir la vida en miedo, de forma limitada, o de la manera como “siempre” se ha hecho porque nos da temor vivirla de manera más libre y auténtica.


Deja un comentario